Actuando en Berlín

Share on FacebookTweet about this on Twitter

Muchas gracias, Poetry Slam Berlin

En ese lugar de la foto recité como invitado el miércoles 15 de marzo en un Poetry Slam Berlin muy rebonito que se hizo ahí, y fue una experiencia muy muy. No sé alemán y no parecían saber español pero fue una ratificación más de que más que la ‘funda’ importa el ‘fondo’, que es el mismo en todos lados. No sabía qué pasaría, antes de subir estaba con nervios y fue un ejercicio de trascender el propio juicio, la creencia, además de la palabra… En fin, que conectamos mucho, interactuamos, nos reímos y nos la pasamos ‘pipa’, como se dice en España. Me quedé con ganas de más… confío volver pronto.

poetry slam berlin
***

Qué es Poetry Slam

(extraído de wikipedia)

El Slam consiste en un formato de recital que implica al público y que se celebra a micrófono abierto para cualquier tipo de poeta. El público se implica de dos formas. Primero, forman el jurado. Segundo, el micrófono abierto hace que todos tengan la oportunidad de recitar.

El Slam también puede ser un tipo de poesía. Es poesía oral interpretada. Muchos poetas que escriben Slam no publican sus trabajos porque no son completos sin la interpretación, algo que colinda con las representaciones teatrales.

Nacimiento del Slam

En 1985, Marc Smith, un poeta que trabajaba en la construcción, empezó una serie de recitales de poesía en un club de jazz de Chicago, el Get Me High Lounge (Salón Colócame), buscando una manera de dar vida al formato de recital de micrófono abierto. El énfasis que daba a la interpretación, fue la base para un estilo de poesía que al final se extendería por todo el mundo.

Los recitales de Smith tenían su origen en el arte punk. Hubo poetas en Chicago y otras ciudades de Estados Unidos que funcionaron fuera del circuito académico, llevando los recitales de poesía a escenas no tradicionales como bares y teatros locales o de barrio. En estos recitales la participación del público era tan fundamental como la interpretación que el poeta daba a la palabra escrita. Jerome Salla, uno de estos poetas, montó concursos de poesía de forma esporádica, que estaban marcados por la actividad del público. En uno de los concursos, Salla fue atacado por un músico llamado Jimmy Desmond, que intentó pegar a Salla con una silla, pero falló por la intervención de “Butchie”, el dueño del Get Me High Lounge. Unos días más tarde, Salla retó a Desmond a un boxeo de poesía de diez rondas a muerte.

Montaron el primer boxeo de poesía en 1980 en una discoteca local. Salla ganó. Montaron un ring, se disfrazaron de boxeadores y hubo jueces y chicas en bikini con pancartas anunciando los rondas. Casi doscientas personas vieron el segundo boxeo, que ganó otra vez Salla. Butchie también montó combates de poesía en su bar varias veces entre 1980 y 1984. Allí Smith cogió la idea y la modificó durante 1985 en una serie de recitales regulares. Durante el año, Smith formó el Ensamble de Poesía de Chicago con la gente que participaba en sus recitales a micrófono abierto. En el Ensamble trabajaron juntos aprendiendo lo que funcionaba y no en la interpretación de poesía. Poco a poco, el grupo desarrollo el estilo Slam con su énfasis en la comunidad, el público y el concepto de que el poeta está al servicio de la gente.

En 1986 Buchie vendió el Get Me High Lounge a Dave Jemilo, dueño del Green Mill. Smith le propuso (club de jazz frecuentado en su día por Al Capone) montar un cabaret de poesía semanal en el Green Mill los domingos por la noche. A Jemilo le gustó la idea y el 25 de julio de 1986 el Slam de Poesía de Uptown nació. Al principio no hubo competición. En la tercera semana Smith introdujo el Slam, que durante las primeras semanas era de exhibición. Smith lo vio como fundamental para tener un público fiel. En poco tiempo, El Green Mill creció hasta ser una Mecca para poetas orales de todo el mundo. El Slam sigue allí todas las semanas hasta hoy.