Visiones y ambiciones

Share on FacebookTweet about this on Twitter

La invación de la ambición

¿Qué idea de ambición tenemos? ¿Nuestras ambiciones nos juegan a favor o en contra? ¿Cómo vemos la vida?
¿Nuestro modo de ver nos aleja de lo que queremos? ¿De dónde nace el sufrimiento?
Aquí va una morada mirada acerca de nuestras visiones y ambiciones.
¡Salud y saludos!

<

Cuando hablamos de ambición, como de todo en la vida,
nos encontramos con más de una visión.
Yo también daré una pero algo es seguro:
mi visión no es mejor que tu visión.
Quien haga revisiones de visiones
verá que son iguales aunque hagan colisión.
Somos sumas de visiones, llevas todas las visiones.;
entre tu visión y mi visión no hay división.

Justamente creo que la ambición es una invasión;
es la invasión de una visión.
La ambición, a veces, como tantas otras cosas
es visión en división.
Si lo que nos apremia en la vida es conseguir
tal o cual premio
nuestra impresión sobre ella será prisión.
Si no vemos que ella prima y que siempre imprime premio
su presión causará opresión y depresión.

La invasión de la ambición nos atrofia la visión.
Pero no en sí la ambición, según lo veo.
Nos la atrofia si solo queremos tal o cual trofeo
y si lo que no sea ese trofeo lo vemos feo.
La visión se nos atrofia si de la vida no te fías,
si porfías, si de tu mente eres reo.
Si solo creo lo que veo o si no me leo en lo que veo
entonces solo es vaho lo que veo.

Por nuestra visión en división caemos en el molde de creer
que no puede el ambicioso ser humilde.
No tiene por qué ser vicioso el ambicioso;
de pretencioso o pernicioso no lo tildes.
Ambición no es codicia y avaricia, no es lo mismo.
Sin ambición nos conforma el conformismo.
El salir del pesimismo, del victimismo,
también muestra la ambición en uno mismo.

Tampoco es el despliegue de nuestro ego ciego,
es el fuego que hace que progreses.
Si no es apego a una visión la ambición nos da visión
y permite que al total de vida ingreses.
Superarse no implica separarse;
es cuando te engrasas de vida que te engrosas.
Es cuando dejas de ver grises que ves la vida peligrosa
y visión y ambición se te ennegrecen.

Visión global, nos falta. Ambición global.
No visión ni ambición rival.
Visión y ambición más allá de lo verbal.
Globales, somos. No rivales.